jueves, 24 de noviembre de 2011

Cómo ser abuelita: y no derrumbarse en la espera de una hija desaparecida















La pequeña Brianita ha comenzado a llamar "mamá, mamá!: a su abuelita.

"Sí, mi chiquita, sí mi amor yo soy tu mamá y te voy a cuidar y proteger mientras regresa tu mamita", le dice Lucy Muñoz a su nieta, la hija de Nancy Navarro, que desapareció hace cuatro meses y una semana en la zona centro de Juárez.

Casita de bloque, limpia, ordenada: en un agujero que la colina hace detrás de la casa de sus suegros en la que recibe a visitas. Dos habitaciones: una para el matrimonio y la otra para tres de sus cuatro hijos, de 14, 7 y 5 años. Y su nieta, de un año y siete meses. Ella sonríe: "Esta bebé es con la que me refugio para no deprimirme".

Semanas de incertidumbre para Lucy y su esposo. Hasta que se deciden: a hacerse la prueba del ADN. Para agotar todas las posibilidades. Incluso la que más les aterra.
Esperan a poder ahorrar 100 pesos (unos 7 dólares) y toman cuatro ruteras: casi dos horas de ida (más las dos de vuelta) en un trayecto que en carro sería de unos 15 minutos.

"Nos citaron en el Servicio Médico Forense (Semefo) y nos picaron la yemita de un dedo para estar checando. Cuerpos ahí sí que tienen, pero ellos pierden mucho el tiempo. No me gustaría que pasara lo mismo que con otras niñas desaparecidas (a las que se las localizó muertas pero sus familias seguían buscándolas porque las autoridades no las identificaron). Tenemos que estar preparados para todo", razona Lucy, de 37 años.

En su dolor surgen ideas de búsqueda como la de globos blancos que los convierte en mensajeros: en cada uno de ellos pega la foto de su hija incrustada en una copia de un dólar como si con ella fuera a atraer a más personas que le ofrezcan una pista. Para la mamá de Nancy "cada globo es una esperanza porque las autoridades no quieren desenterrar esta madeja que hay en Ciudad Juárez desde hace 19 años. Lo único que me dicen es que no me arrime a ninguna organización porque van a lucrar con mi dolor".

Lucy dice que no está sola: en los tendederos de algunos de sus vecinos hay camisetas con la foto y los detalles de la desaparición de Nancy Navarro. Como si el objetivo de encontrarla no finalizara ni al ser lavadas para continuar la búsqueda.

*** Hoy fue un día con tres asesinatos y un hombre herido, por ahora. Un enfrentamiento armado de los Policías Federales con unos individuos en el centro de Juaritos mientras muchos se preparaban a cruzar para El Paso en busca de los descuentos por el Día de Acción de Gracias. Y de torta de colitas de pavo con aguacate. Algunos, hasta de pavo entero, como en Estados Unidos. Es la frontera.
Los muertos los puso Guadalajara, a dos días de que comience la mayor feria del libro en español, la FIL de Guadalajara, en su 25 aniversario. Con 26 cadáveres que aparecieron en tres vehículos cerquita de sus instalaciones.
Mañana viernes el mundo conmemorará el Día internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. En Juaritos madres como Lucy Muñoz, seguirán buscando a sus hijas desaparecidas o intentando no morir buscando justicia para sus muertas. Exigiendo que las autoridades hagan su chamba.

7 comentarios:

  1. Que se le puede decir a esta madre, que palabras alcanzan para darle una esperanza en este país que cada dia llena sus morgues con tantas victimas del crimen organizado.
    Creo que no existe ni una sola palabra que le devuelva a su hija, solo le queda la esperanza.

    ResponderEliminar
  2. ...Increible...seguimos con la barbarie...
    Será el 2012 el año definitivo en el que aminore la violencia? que se ponga "ORDEN" a este infierno...este caos?

    Sera el 2012 el año que se movilicen los gobiernos ante tal genocidio?

    ....Un abrazo y un beso enorme.
    Seguimos aqui...deseando los mejores deseos, hora a hora, dia a dia, mes a mes....por las vidas que se ven sesgadas y la de los familiares que sufren un sinvivir continuo....

    ResponderEliminar
  3. No sabría que decirle a está mujer si me la encontrara. Sin embargo si sé que decirte a tí, eres una gladiadora Judith, te he descubierto y cómo he escrito en mi blog Juarez me tiene para siempre y se ha ganado a pulso, con su sudor, lágrimas y sufrimiento que milite por él, por su superviviencia y porque viva. Cualquier cosa que yo pueda hacer sólo pedirlo.

    ResponderEliminar
  4. Un fuerte abrazo en el dolor y la esperanza desde España.

    ResponderEliminar
  5. Acabo de terminar tu libro, muy bueno.

    Muchas gracias, continua asi...

    ResponderEliminar
  6. Ojalá por cada bala, cada muerto, cada personita inocente desaparecida, se pudiese volar un blobo, tal vez así cuando el cielo desapareciese detras de un festival teticro de globos inflados con la esperanza y el dolor de miles de personas el mundo dejaría de mirar hacía otro lado.
    No me puedo imaginar la profunda pena que deben de sentir cada una de esas familias, esa abuela con la tristeza de no saber nada de su hija y el miedo de que vuelva a repetirse, buscando fuerzas me imagino que en su fé en Dios o en lo que ella crea para seguir manteniendo la esperanza de que su hija vuelva, de que su mundo cambie un día y sus hijos tengan un futuro sin violencía. Mi corazón está con vosotros ¡No es justo!!!

    ResponderEliminar
  7. Aqui en cd. Juarez, Chihuahua es un secreto a voces y en la policia estatal, municipal tambien, los asesinos de jovencitas son gente rica, poderosa, influyente de esta ciudad que se divierte haciendoles dano, pero quienes vivimos aqui no podemos decir nombres porque enseguida nos amenazan de muerte. No son muchos los ricos en esta ciudad, solo esperamos que algun dia todo salga a la luz publica y se haga justicia.

    ResponderEliminar