viernes, 24 de diciembre de 2010

Navidad en la ciudad del luto constante (y la alegría por vivir)





























Casi no me atrevo a decir Feliz Navidad: el día lleva aquí 8 asesinatos, creo, y ahora que estoy lista para celebrar sólo pienso que en Juaritos, a pesar de los miles de asesinatos bajo el imperio de la impunidad, no se ha perdido la alegría por vivir.

Me conmueve la dignidad de los que siguen sonriendo a pesar de haber sido asesinados sus familiares, amigos, vecinos, y que con su lucha me siguen enseñando en este camino fantástico que es la vida.

Esta mañana, me cantaron Roja Navidad: cambiaron "Blanca" en referencia a la sangre que llevábamos nada más comenzar el 24 de diciembre. Escuché esta adaptación del popular villancico de la boca de uno de mis tantos admirados colegas locales que ha perdido a 10 amigos en este año, mientras sus ojos trataban de contener la rabia de ver cómo están matando a su ciudad.

Familias esperando a sus hijas desaparecidas. O justicia.

Otras miles que se preparan a vivir su primera Navidad con sus hijos asesinados.

Madres de chivos expiatorios -inocentes convertidos en culpables por las autoridades- en busca de chamba para poder llevar unos tamalitos a sus hijos en prisión, defendidos por abogados públicos del estado que los condenan a la injusticia.

Más los que tuvieron que huir, para no ser asesinados. Como los hijos de Marisela Escobedo, la mamá de Rubí, detenidos por las autoridades migratorias estadounidenses, siguiendo el proceso para pedir asilo.

Los hay los que no tienen para cenar ni para calentarse, como la familia de Sergio Adrián Hernández Güereca, asesinado por un agente de la patrulla fronteriza estadounidense en territorio juarense, bajo las promesas incumplidas de ayuda de las autoridades mexicanas que no han cumplido ni las materiales: la casa que anunció a los medios de información el ahora ex alcalde José Reyes Ferriz cuando la presión internacional estaba sobre este caso.

"Es una Navidad sin la alegría que uno espera cada año. Yo no espero nada de nada, más que esperar en Dios", me dice Jesús Hernández, padre del menor asesinado.

Esta es una ciudad en luto, sin adornos en los negocios que quedan abiertos, y en la mayoría de las casas que no han sido abandonadas.

Pasan las horas del 24 de diciembre. Y la familia de la estudiante de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez Mónica Janeth Alanis Esparza, que ayer cumplió años, esperan "un milagro": que aparezca, que deje de ser una de las muchachas desaparecidas como lo es desde hace un año y ocho meses bajo la indiferencia de las autoridades que no investigan como desde hace casi 20 años en que las mujeres (pobres) comenzaron a desaparecer. Ahora sólo la ven en fotografías.

"Hace 20 años me la trajo Santa Claus. Espero que hoy me la devuelva", dice Olga Esparza, la mamá de Mónica Janeth.

Y su hijo Jaime, de 17 años, la abraza. Su esposo, Ricardo, bromea. Y juntos la esperan, intentando sobrevivir un día más, sin derrumbarse.

*****Los cadáveres de los que hoy pensaron celebrar la Nochebuena siguen llegando al Servicio Médico Forense, que se suman a los cerca de 8 mil asesinados en Ciudad Juárez desde que comenzó hace 4 años la llamada guerra contra el narco del presidente Calderón.

ACTUALIZACION: estoy en el paraíso de la vida, con todos sus matices, pero no lo reconozco. Las calles están más desiertas que nunca, igual que los puentes internacionales que separan Juaritos -la ciudad más peligrosa del mundo- de El Paso, la más segura de Estados Unidos.

Al final, fueron 9 los asesinados: en Nochebuena. Y a estas horas, hay tres más: familias que estarán preparando un funeral en lugar del tradicional menudo o pozole para saborear en este día de Navidad.

8 comentarios:

  1. Ya que no podemos decir Feliz Navidad, digamos Feliz Esperanza para que la pesadilla de Ciudad Juárez termine pronto. Y a ti Judith te deseo de corazón todo lo mejor del mundo en lo personal y en tu anhelo profesional y vocacional de lucha contra la injusticia y la sinrazón.

    ResponderEliminar
  2. Paz, Paz, Paz, Paz, JUSTICIA, JUSTICIA, JUSITICIA, JUSTICIA, JUSTICIA, AMOR, AMOR, AMOR, AMOR
    GRITOS DE VOZ PARA QUE VUELVA LA NORMALIDAD, LA CALMA...

    UN BESOOOOOO ENORME A TODOS, Y ABRAZOS.

    LES QUEREMOS

    ResponderEliminar
  3. CONFESIONES DE FIN DE AÑO

    Me miro ahora deshojando el calendario
    Como cada año
    Como cada aurora
    Hago recuento y reflexiono, y lloro, y me alegro
    Y escribo
    Neciamente esta
    Mi particular visión del mundo de poeta peatón, como Sabines
    Los tonos de gris entre los que se debate el mundo
    No me gustan
    Y sacó de mi cajoncito los prismacolor, los creyones, los plumones
    Y dibujo
    Delicadamente, particularmente mis
    Melismas
    Bugambilias
    Muros de piedra brasa
    Azotehuelas
    Bóvedas de ladrillo
    Sonrisas
    Amaneceres
    Lunas llenas
    Andamios
    Escaleras de la prepa
    Noches de diciembre en la calle Paris 131
    Reflejos marinos en sus ojos
    Notas que salen de su risa
    Cabellos largos de Roberto
    Cartas a mi madre
    Mensajes al Factbook que recortan el Atlántico
    Noticias buenas
    Amazonas sin riesgos
    Casas habitables
    Urbanismos necesarios
    Artículos que suman
    Andares de peatón que me permiten
    Recolocar mi cuaderno de notas
    Rehabilitar lo que mis ojos miras
    Recuperar recuerdos imprescindibles
    Relanzar al aire mis auroras
    Por ello camino mucho
    Con mi libretita
    Con mi tarjeta de metro de 10 viajes
    Con mi pilot negro en el bolsillo
    Para poder ejercer de poeta cuando el peatón que me transporta
    Me alerta
    Me susurra
    Me despereza
    Me obliga
    A desperezar mi buena vida
    Y reflexionar
    Y proponer
    Y gritar
    Y denunciar
    Felonías
    Traiciones
    Infamias
    Y colocar las letras justo allí
    Donde les toque para
    Repintar
    Recolocar
    Reinventar
    Y Compartir
    Esta otra realidad que describimos

    / Los poetas /


    ¡¡¡¡ un gran abrazo para vos, Judith, desde 'tu' Barcelona!

    ResponderEliminar
  4. ¿Que ha sido de la Buena Voluntad? Esa doncella pura, de blancas armonías y alas de Paz.
    Hoy, nos llora en su duelo por los hijos amados que quedaron en las cunetas de la Barbarie.
    Sus cabellos y manos manchadas por la sangre de inocentes, su mirada desangrada nos vuelve a mirar de frente. De frente tomare lo suyo como propio.
    Y las veremos en estos rostros e historias que nos acercas a lo que cerca queremos permanecer entre los juaritos.
    Con todos ellos me quedo. A todos los abrazo con la fuerza imparable de una Vida que busca el respeto por sus vidas.
    Te lo ruego, no dejes de enviarnos noticias.
    Hazles llegar nuestra solidaridad a todos ellos. ¡Feliz Pascua Roja! de Pasion

    ResponderEliminar
  5. Coincido con Mercedes en desear Feliz Esperanza y Feliz Justicia, Feliz Libertad...porque es todo lo que realmente se necesita en Ciudad Juarez especialmente y en el Mundo en General para que desaparezca la Violencia, la Corrupción y sobre todo la Muerte con el sello del Terrorismo de Estado del gobierno Calderón en el caso de Ciudad Juarez. Mis Mejores Deseos para los Juarenses, para México, para tí Judith en particular, y ¡Se me cuidan todos/as, eh!.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  6. Esta vez, la navidad me pareció triste por todo lo que pasa en esta ciudad y en el país, soy muy joven, y ya cas he perdido las esperanzas en este pais, ahora solo le pido a dios por todas las personas que estan sufiendo en esta ciudad por culpa del narcotráfico.

    ResponderEliminar
  7. LO que parece claro es que la navidad no llega a todos por igual, incluso muchos como yo deseamos que este tiempo de festejos pase cuanto antes para que no nos pese más las pérdidas de nuestros familiares.
    UN fuerte abrazo y feliz navidad.

    Samuel.

    ResponderEliminar
  8. JUDITH, TU TAMBIEN SI QUE TIENES VALOR, GRACIAS POR ESCRIBIR TU VOZ DE CONSUELO A MIS HERMANOS DE JUARITOS,CADA QUE LEO MIS OJOS SE HUMEDECEN Y SIENTO UNA IMPOTENCIA POR NO PODER ESTAR CON ELLOS, PIDIENDO JUSTICIA

    ResponderEliminar