jueves, 4 de abril de 2013

La niña de Nancy Navarro cumple tres años de edad de edad: el segundo cumpleaños sin su mamá, desaparecida



Esta mañana, Lucy se levantó con un sueño. Abrazó a su nieta Brianita -la pequeña de Nancy Navarro -desaparecida en el centro de Juárez el 13 de julio de 2011-, la vistió aún más hermosa y fueron a misa. La niña cumple hoy tres años de edad: dos de ellos sin saber dónde está su mamá.

"Siempre acostumbré a llevar a mis hijos a la iglesia para dar gracias a Dios porque están bien. Cuando Nancy se alivió, a la semana de recuperación, también la llevé".

Al entrar en la iglesia Santa Cecilia, situada en una zona donde han desaparecido diez niñas y jovencitas en los últimos tres años, Lucy escribió una petición en un papelito que después sería leída en la celebración eucarística. En ella, pedía que su hija regresara.


"Yo sigo con la esperanza de que mi hija esté viva y que algún día la voy a ver. Aunque las autoridades no hagan nada, yo tengo la esperanza de que vaya a haber alguien que me dé una señal de mi Nancita. Sigo confiando en Dios, para las autoridades hay cosas imposibles porque no quieren, y para Dios no hay nada imposible. Sueño con tenerla en casa y decirle cuánto la quiero y cuánto la extrañé, abrazarla...".

Desayuno, con pancakes: hay que mimar a la festejada. En la tarde, cuando sus tres tíos -también niños- salgan de la escuela, tendrá su pastel de chocolate.

"Brianita tenía un año y tres meses cuando su mamá Nancy desapareció. Ella dice que cuando le hagamos su fiesta quiere que venga su mamita, me lo dice con una ilusión, con una ternura que me remueve todas las entrañas".

La casita de la familia Navarro Muñoz, que está incrustada en una colina de arena desde la que no se ve la calle más cercana, es un museo para Nancy. Aunque no la he conocido aún -comencé a descubrir su mundo a los dos días de su desaparición- se siente su presencia. Están sus fotos de bebita, su quinceañera, embarazada descubriendo su barriguita, con su hija en brazos. Recuerdos que brillan sin una mota de polvo en un tierra desértica donde las ventoleras pueden convertirse en cotidianas. Es como si con sus recuerdos, se mitigara su ausencia del hogar. Y su Brianita fuera creciendo rodeada de su mamá, sin que ella esté presente.

"Yo digo que mi gorda nunca se va a olvidar de su mamá Nancy. Todas las noches me dice que le cante todas las canciones que sepa, de animalitos, del Angel de la Guarda. Brianita nos trae la energía positiva. Me pregunta quién le daba chichita (pecho), le digo que su mami Nancy, y ella me dice: ¿y cuando venga me la va a dar? Sí mi amor, te va a dar".

El sábado 20 de abril, Brianita tendrá su fiesta. Con piñata.

"Yo quisiera que mi Nancita estuviera presente. Se supone que era el deseo de mi hija, cuando la niña cumpliera tres años, bautizarla".

***Esta es Nancy Navarro, en la primera nota que escribí sobre su desaparición, a los dos días, cuando todavía las autoridades no habían activado el protocolo Alba de búsqueda:   http://juarezenlasombra.blogspot.mx/2011/07/desaparecida-nancy-navarro-18-anos-sin.html

Lo hicieron tras una protesta de la familia de Nancy a los diez días de no saber dónde estaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada