miércoles, 16 de junio de 2010

Los nuevos huérfanos de la guerra. Hoy: 22 muertos y 8 heridos mortales en Juaritos, por ahora


Carriola para bebé. De un año y 10 meses de edad. Está entre el cadáver de su mamá y dos asesinados más: a unos metros, otros tres ejecutados.

En un minuto: 6 menos en Juaritos.

En un hora: 9 menos (un hombre en la colonia Colinas de Juárez y dos más enfrente de la Subprocuraduría de Justicia, más los anteriores)

En el día de hoy, por ahora: 22 muertos, 8 heridos graves en Juaritos, el día más sangriento del año. Y estamos a punto de superar aquel día de febrero del 2009, en el que fueron ejecutadas 27 personas.

Los muertos no traen armas. En la llamada guerra contra el narcotráfico del presidente de México Felipe Calderón apoyado con el Ejército y la Policía Federal. Que defiende con desplegados (pagados) en la prensa nacional, donde asegura que los muertos continuarán.

El niño en los brazos de una policía federal: con carita de horror, como de otro universo. Sin poder llorar y alejándose de una clínica de rehabilitación para drogadictos en el fraccionamiento obrero de Infonavit Angel Trías. Hacia las 12,30 del mediodía de este miércoles 16 de junio.

La foto es de esperanza. En una Juaritos que se resiste a morir. Ahí está una mujer a punto de dar a luz a su pequeña Naomí: el nombre que eligió su esposo una semana antes de ser asesinado: hace tres meses. Y dos antes, la hermana de esta mamá. Según mis investigaciones, los dos ejecutados no eran narcos. Como todo aquel que pasa a esa lista tras ser asesinado, según las autoridades. Que no investigan. Nada.
Está con sus dos pequeños, ciudadanos estadounidenses, como muchos de los juarenses que tienen la doble nacionalidad. Que nacen al otro lado de la frontera, en El Paso, Tejas.

Podría haber elegido una imagen de horror. Pero pienso en lo que queda detrás de un muerto. Quiero quedarme con la sonrisa de esta mujer: con sus uñas cuidadas, su cabello, su maquillaje. Su ropa blanca. Ella ya no se pregunta porqués. Los perdonó para seguir adelante. Por sus hijos, que comenzaron a jugar a sicarios cuando mataron a su padre. Pero quiere que sus crímenes no queden impunes. Justicia, un sueño en Juaritos. Para que otros no mueran.

Pronto, si os parece, os contaré su historia. Comenzaré a contar las historias detrás de un número más. Por ahora, estos son los números: 164 asesinados en junio. Y 1.270 en lo que llevamos de año.

El pequeño del carrito es el hijo de Rosa Isela Pineda Téllez, de 32 años. Asesinada. Frente a su hijo de 1 año y 10 meses de edad.
Desde hace unas horas, él y su hermana de 4 años son también huéfanos de mamá. Su padre fue asesinado hace un año.
Dos niños más (que yo sepa) a la lista de los más de 10 mil niños huérfanos en Juaritos estos dos años y medio de la llamada guerra contra el narco. Huérfanos también de las autoridades mexicanas, que no han creado ningún plan para ellos. Si el presidente de México Felipe Calderón no hace nada, muchos de ellos, se convertirán en los sicarios que hoy cortan las cabezas. Más víctimas en su llamada guerra contra el narcotráfico.

8 comentarios:

  1. Qué triste leer todos los días este blog. Seguir acumulando muertes y que nadíe pare algo que ya da asco. No sé como pueden aguantar ni salir a la calle siquiera. ¿Cuántos niños huerfanos ya? Y lo peor, ver como asesinan a tu madre. Los futuros vengadores..

    Un saludo, Judith, porque yo no sé decir nada más.

    ResponderEliminar
  2. ...sin palabras...
    Sólo animarte para que sigas con la misma energia de siempre haciendo tu trabajo, al que has dedicado tu vida y con ello das luz y esperanza a Juaritos para que en un futuro tenga la justicia que merece!....algun dia (Como recitaba Lila Downs en La niña).

    Todas estas familias rotas por el dolor te agradecen tu labor, valentia, coraje y bondad. (nosotros tambien!!!)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. ¿Por qué no, nuestro energico presidente Calderón, le declara la guerra a la pobreza en los niveles más alarmantes, al pésimo nivel educativo, a la injerencia estadounidense en los asuntos internos? porque esta guerra que tiñe de rojo las calles sin duda ha sido "recomendada" por las autoridades del "otro lado", para su propia seguridad.
    Nuestro presidente dice que habrá más muertes de héroes (elementos del ejército y policías), pero no mencionó las de inocentes que son los que más mueren. No atisba que no debe haber muertes ni de inocentes ni de héroes, incluso no debe haber muertes de maleantes (las leyes del país no las contemplan). Es su trabajo evitar esta situación. Ha entrado en un acelerado espiral de violencia del que se ve difícil de salir.
    Debe reinar la esperanza gente de Juárez, porque parece que es lo que les quieren robar.

    ResponderEliminar
  4. Tristísimo... No detengas tu palabra Judith!

    ResponderEliminar
  5. A la distancia un fuerte abrazo, mi gratitud como siempre por tus palabras, palabras que me hacen valorar lo que tengo, palabras que sé, tendrán su fruto.
    Juaritos necesita gente como tu querida, con fuerza y valor.

    ResponderEliminar
  6. Muy triste cada número que va engrosando la lista de asesinados, de familias rotas. ¡Qué bueno que haya una foto de la esperanza, que sigas luchando allá! Gracias y mucho ánimo.

    ResponderEliminar
  7. ¿Qué tipo de guerra es esta en la que siempre mueren los más desprotegidos?, ¿Quién mata?, ¿Por qué?, ¿hasta cuando la hipocresía de los gobernantes va a mantener esta sensación de impunidad?. Gracias Judith, tus palabras hacen que no olvidemos.

    ResponderEliminar
  8. hAy uNa jUStICia a lA qUe nAdIe eScApArÁ, qUE DIOS tE bEnDigA y Te guArDe, miS rEspEtoS pArA tÍ.

    ResponderEliminar

Archivo del blog